Fuerteventura Golf Club: Un Encuentro con el Golf y la Naturaleza

En la tranquila zona turística de Caleta de Fuste, en Fuerteventura, se encuentra el Fuerteventura Golf Club, un campo que ofrece una experiencia distinta a los aficionados al golf. Este campo, que fue el primer campo de golf de 18 hoyos en la isla y sede del Open de España en 2004, combina el deporte con la singularidad del paisaje insular.

Diseño y Naturaleza: La Firma de Juan Catarineu

El diseño del campo, obra de Juan Catarineu, se concibió con la intención de integrar el juego en el paisaje único de Fuerteventura. El campo se beneficia de un clima templado, con una temperatura media de 22ºC, ubicado en el Fuerteventura Golf Resort. Este espacio, el más extenso en áreas verdes de la isla, ofrece lagos y palmeras entre sus atractivos, creando un entorno agradable para el juego.

Curiosidades Naturales y Servicios Prácticos

Jugar en el Fuerteventura Golf Club es también una oportunidad de encontrarse con la fauna local, como ardillas, gaviotas, gorriones, lagartos y cabras, que se pasean libremente por el área. Este detalle añade un encanto especial a la experiencia de juego. Además, el club facilita el uso de carritos de golf para transportar los palos y equipos, permitiendo a los jugadores concentrarse en su juego sin preocupaciones adicionales.

Un Campo que Ofrece Desafíos y Vistas

Aunque el campo está diseñado para jugadores de todos los niveles, incluye búnkers y obstáculos naturales que representan un desafío interesante. La presencia del océano Atlántico como telón de fondo enriquece la experiencia, ofreciendo vistas espectaculares durante la partida.

Ideal para Vacaciones en Familia

La ubicación del Fuerteventura Golf Club, segura y de fácil acceso, lo hace ideal para quienes buscan combinar vacaciones de playa con golf. La cercanía a las playas de Fuerteventura y a alojamientos hace que sea conveniente para familias o grupos.

Más Allá del Golf

El compromiso del Fuerteventura Golf Club con sus visitantes se refleja en el cuidado del campo y en la atención al detalle. Ofreciendo más que solo golf, el club es un punto de encuentro para quienes aprecian la belleza natural y buscan un espacio relajante para disfrutar de su deporte favorito.

¿Es necesario ser miembro para jugar en el Fuerteventura Golf Club?

No, no es necesario ser miembro para disfrutar de una partida de golf en el Fuerteventura Golf Club. El campo está abierto a visitantes y ofrece diversas tarifas para rondas de juego. Sin embargo, se recomienda hacer una reserva anticipada, especialmente durante la temporada alta, para asegurar su lugar en el campo. También existen opciones para quienes estén interesados en membresías, las cuales ofrecen beneficios adicionales y acceso exclusivo a ciertas áreas y servicios del club.

¿Qué facilidades se encuentran disponibles en el Fuerteventura Golf Club para los visitantes?

Además del acceso al campo de 18 hoyos, los visitantes del Fuerteventura Golf Club pueden disfrutar de varias facilidades diseñadas para mejorar su experiencia. El club ofrece alquiler de carritos de golf para facilitar el desplazamiento por el campo, así como un pro-shop donde se pueden adquirir equipos y accesorios de golf. Los visitantes también pueden relajarse en el restaurante del club, que ofrece vistas espectaculares del campo y del océano Atlántico, y sirve una variedad de platos locales e internacionales.

  • Por último, el club cuenta con áreas de práctica, incluyendo un putting green y un área de driving range, para que los jugadores puedan calentar antes de su ronda.

En coche: se encuentra cerca del Aeropuerto de Fuerteventura en Caleta de Fuste

Preguntas Frecuentes

¿Cuál es el Fuerteventura Golf Club?

El Fuerteventura Golf Club es un campo de 18 hoyos en Caleta de Fuste, ideal para golfistas de todos los niveles, con vistas al Atlántico y fauna local.

¿Cómo llegar hasta el Fuerteventura Golf Club?

Para llegar al Fuerteventura Golf Club, dirígete a Caleta de Fuste, C. del Golf, 1, 35610 Antigua, Las Palmas. Accesible en coche, cerca del aeropuerto.