Conoce La Cabra Majorera | Una Raza Autóctona de Fuerteventura

La cabra Majorera no es solo un animal; es un emblema de Fuerteventura, una isla que ha dado vida a esta raza caprina autóctona española. Su presencia en la isla se remonta a siglos atrás y hoy sigue siendo una figura central en la cultura y economía de Canarias. En este artículo nos adentramos en su hábitat explorando su morfología, origen, y la íntima relación que guarda con su tierra natal.

Origen e Historia

La historia de la cabra Majorera es tan antigua como la de Fuerteventura misma. Originarias de África, estas cabras fueron traídas a la isla, conocida entonces como Maxorata, donde se aislaron durante cientos de años antes de la llegada de los españoles a finales del siglo XV.

Resúmen en video (10 minutos) por La Feria Agrícola, Ganadera y Pesquera de Fuerteventura FEAGA

La mezcla con cabras peninsulares introducidas por los conquistadores dio origen a la raza Majorera, entre otras razas autóctonas canarias.

¿Cómo son las características físicas de la Cabra Majorera?

Imágen Full HD de Cabra Majorera con sus baifos en Betancuria


Las características físicas de la Cabra Majorera reflejan su adaptación a la vida en nuestra dura pero hermosa isla Fuerteventura. Esta raza autóctona se distingue por su robustez y su capacidad para prosperar en un entorno desafiante, mostrando una serie de rasgos distintivos que no solo facilitan su supervivencia sino que también aportan a su atractivo visual.

  • Pelo corto: Este rasgo es esencial para su adaptabilidad al clima cálido y seco de Fuerteventura. El pelo corto ayuda a las cabras a regular su temperatura corporal de manera eficiente, permitiéndoles soportar el sol intenso y la falta de sombra en la región.
  • Cabeza grande: La cabeza prominente de la Cabra Majorera es uno de sus rasgos más característicos, dotándolas de una apariencia majestuosa y robusta.
  • Orejas largas: Las orejas largas no solo son un rasgo distintivo en términos de apariencia, sino que también ayudan a la cabra a disipar el calor, una adaptación crucial para sobrevivir en su entorno natural.
  • Cuernos en forma de arco: Los machos presentan cuernos que se curvan en forma de arco, un elemento que añade a su imponente presencia y sirve como herramienta de defensa y dominancia dentro del rebaño.
  • Perilla en los machos: La perilla es otra característica sexual secundaria que diferencia a los machos y contribuye a su aspecto distintivo.

Es una especie con altos niveles de fecundidad con una media de 1.83 crías por parto. Esto sumado a su resistencia y capacidad de adaptación, ha permitido que la población de esta raza crezca hasta alcanzar aproximadamente 160.000 cabezas de ganado en toda Canarias, lo que demuestra su importancia dentro de la biodiversidad y la economía de las islas.

Más allá de su importancia económica y ecológica las cabras Majoreras y sus crías, conocidas como baifos o cabritos, tienen un encanto innegable. Los baifos en particular son adorables a la vista, con su comportamiento juguetón y un distintivo mechón de pelo que los machos jóvenes ostentan, añadiendo un toque de ternura a la robustez característica de la raza.

La dieta de la cabra Majorera es variada y adaptativa, incluyendo heno, millo (maíz), aulagas, y una diversidad de plantas y vegetación halladas en los barrancos de Fuerteventura. Este régimen alimenticio refleja su capacidad para aprovechar los recursos disponibles en su entorno árido.

¿Por qué es valorada esta especie?

  • La cabra Majorera es altamente valorada por múltiples razones, que abarcan desde su contribución económica hasta su importancia ecológica y cultural dentro de las Islas Canarias, en particular en Fuerteventura. Aquí se detallan algunos de los aspectos clave que hacen a esta raza tan especial:

La Cabra Majorera en la Economía Canaria

Las cabras Majoreras son una pieza clave en la economía de Canarias, gracias a su notable resistencia y adaptabilidad a las condiciones áridas de la isla. La leche de estas cabras es la base para la elaboración del queso Majorero DOP, un producto de alta calidad reconocido desde 1996. Este queso se puede encontrar en tres variedades: tierno, semicurado, y curado, dependiendo de su tiempo de maduración.

Producción y Sostenibilidad

Además del famoso queso, la cría de cabra Majorera contribuye al mantenimiento de la biodiversidad y al desarrollo sostenible de las zonas rurales de Fuerteventura. El pastoreo de estas cabras favorece la conservación de los paisajes y la prevención de incendios forestales, mientras que su carne, conocida como «baifo», es otro producto apreciado en la gastronomía local.

¿Quiéres probar el queso majorero?

  • Si te gusta la historia del queso de cabra elaborado en Fuerteventura, no te pierdas una visita por el Museo del Queso Majorero en Betancuria.
  • Lo podrás degustar en variantes como queso de cabra fresco, queso frito con mermelada o miel, queso de cabra a la plancha con mojo… a través de los restaurantes que ofrecen queso en la isla.

Un Futuro Prometedor

A pesar de estar catalogada como una raza amenazada, cuenta con más de 15.000 animales registrados en su libro genealógico. La dedicación de los ganaderos y las políticas de protección están asegurando su conservación y promoviendo su valor cultural y económico para las generaciones futuras.

¿Dónde encontrar estos ejemplares?

Encontrar ejemplares de la cabra Majorera en su hábitat natural es una experiencia única que ofrece Fuerteventura, veámos algunas zonas de paso y posibles avistamientos:

  • Tetir
  • La Oliva
  • Barranco de Los Molinos
  • Barranco de Los Gorriones
  • Barranco de Las Peñitas
  • Vallebrón
  • Pozo Negro
  • Tesejerague
  • Cofete

En Libertad y con Pastor

Las cabras Majoreras pueden encontrarse tanto en régimen de semi-libertad como bajo el cuidado directo de pastores. Aquellas que están afincadas con un pastor suelen permanecer en áreas cercanas donde pueden ser fácilmente manejadas para la producción lechera o para mantenerlas a salvo. Lugares como Betancuria o Tetir son conocidos por albergar rebaños en estas condiciones, donde el pastoreo controlado ayuda a mantener la tierra y contribuye a la economía local a través de la producción de queso y otros derivados.

Ganados Caprinos en Libertad

Por otro lado, los ganados caprinos que vagan en libertad representan una visión más salvaje y auténtica de la especie. Estas cabras se desplazan intrépidamente por barrancos y zonas rurales en busca de alimento, adaptándose a la escasez de recursos. Lugares como Vallebrón, Antigua, Sotavento, o Cofete son conocidos por ser áreas donde estas cabras se mueven libremente, aprovechando la vasta extensión de terreno para pastar.

El Barranco de los Gorriones

Una zona particularmente notable por el paso de estas cabras es el Barranco de los Gorriones. Este lugar se ha convertido en un punto de interés tanto para locales como para turistas, quienes a menudo comparten en redes sociales fotografías de encuentros cercanos con las cabras y sus cabritillos. Estos momentos capturan la curiosidad y la belleza de la especie, ofreciendo una ventana a la vida silvestre de Fuerteventura.

Interacciones y Precauciones

Aunque pueda ser tentador acercarse y alimentar a estas cabras, especialmente cuando se acercan a las personas en busca de comida, es importante recordar que son una especie protegida y en peligro de extinción. Se recomienda no alimentarlas y mantener una distancia prudente, tanto por la seguridad de los animales como por la de los visitantes. La interacción debe hacerse con respeto y cuidado, conscientes de la importancia de preservar esta especie única.

Preguntas Frecuentes

¿Cómo es la cabra Majorera?

La cabra Majorera se distingue por su elegante silueta, con un pelaje corto, cabeza prominente, orejas pendulares y cuernos curvados en machos, simbolizando la adaptabilidad y resistencia.

¿De dónde es originaria la cabra Majorera?

Originaria de Fuerteventura, esta raza es un emblema de las Islas Canarias, evolucionada bajo las condiciones únicas del archipiélago.

¿Cómo llegaron las cabras a Fuerteventura?

Las cabras llegaron a Fuerteventura con los primeros pobladores y se mezclaron con razas introducidas durante la conquista española, enriqueciendo su linaje.

¿Cómo vive la cabra majorera?

La cabra Majorera vive entre la libertad de explorar los paisajes áridos de Fuerteventura y el cuidado de pastores, mostrando una vida de equilibrio y adaptación.